En comunidad

Hasta no hace mucho tiempo, la acción frente a la exclusión de los diferentes era una tarea propia de la beneficencia. Desde este enfoque, la atención comunitaria solía comportar sobreprotección, una mirada indulgente, de arriba abajo, un trato paternalista con las personas excluidas, que no hacía sino reforzar su dependencia de los apoyos externos. Afortunadamente, la intervención comunitaria apuesta cada vez más por el desarrollo de las capacidades para que las personas, puedan responder por si mismas a sus necesidades y dificultades desde una perspectiva emancipadora.

Fundación Intras lleva más de dos décadas trabajando por la inclusión comunitaria de personas con enfermedad mental, con la convicción de que la exclusión social no es una cuestión de personas que se ven arrastradas por circunstancias que no controlan, sino que es precisamente, la falta de oportunidades de control la que provoca que a determinadas personas en determinadas circunstancias, se les niegue la capacidad para cambiar la realidad. Siendo la inclusión comunitaria una parte fundamental del proceso de recuperación de las personas con enfermedad mental.

Desde esa perspectiva emancipadora de la intervención social, la participación social de las personas a las que Intras dirige sus servicios es uno de los retos prioritarios de la entidad. Participar supone, por un lado, la intervención activa de las personas en la construcción de su propia realidad y por otro, una dinámica de intercambio que produce una metamorfosis entre el sujeto y el hecho en el cual se participa.

Algunas experiencias

Noticias relacionadas

Centros en los que trabajamos

¿Tienes una propuesta?

CUÉNTANOSLA

Personas de contacto

Descubre otros proyectos